lunes, 19 de octubre de 2020

Uno racial.

 Por el sureste de EEUU iban un par de vagos, uno negro y el otro, blanco. Llevaban dos días sin comer y el hambre los hizo que se robaran una pieza de pan, pero los agarraron en el acto y los metieron a la cárcel. Cuando cierran la reja de la celda, les dice el guardia:

-Prepárense porque en la madrugada los vamos a ahorcar.

-Qué? -exclamaron a dúo los presos. Renegaron y el negro se sienta en el piso todo agüitado, el blanco seguía gritando:

-¡Es injusto, no es posible, ni siquiera nos han llevado ante un juez. Cabrones, desgraciados!¡No puede ser! Etc., etc., etc. Mientras el negro seguía cabizbajo y harto de los gritos del blanco, le dice:

-Ya párale, a mí también me van a ahorcar y no digo nada.

El blanco lo ve y simplemente le dice:

-Sí, pero ustedes ya están ·acostumbraos"  (¡?!)


----------------------------------------------------------------

sábado, 10 de octubre de 2020

Una simple equivocación.

 *Hace mucho que no me reía tanto...*

Un señor se fue de viaje y sabiendo que su novia necesitaba unos lentes, entró en una óptica para ver si encontraba unos bonitos y baratos.
Después de ver unos cuantos, se decidió por unos y se los compró. La empleada se los envolvió, pagó la cuenta pero, al marcharse, en lugar de llevarse el paquete con los lentes, agarró otro muy parecido que había al lado.
El paquete contenía unos calzones que una clienta de la óptica acababa de comprarse en otra tienda.
El señor no se dio cuenta de la equivocación, se fue directamente a la oficina de correos y le envió el paquete a su novia, junto con una carta.
La novia al recibirlo se quedó extrañadísima con el contenido así que abrió la carta y leyó.
Querida Marta:
Espero que te guste el regalo que te envío, sobre todo por la falta que te hacen, ya que llevas mucho tiempo usando los mismos y éstos son cosas que se deben cambiar de vez en cuando.
Espero haber acertado con el modelo. La encargada de la tienda me dijo que era la última moda, de hecho me enseñó los suyos y eran iguales.
Yo, para comprobar si eran ligeros, me los probé allí mismo. No sabes como se rió la muchacha, porque esos modelos femeninos en los hombres se ven comiquísimos, y más a mí, que sabes que tengo unos rasgos muy prominentes.
Una chica que había allí me ayudó también a decidir. Me los pidió, se quitó los suyos y se los puso para que yo pudiera ver el efecto.
A esta chica le lucían menos que a la empleada de la tienda, porque el pelo se los tapaba un poco por los lados, pero aún así, me pareció que le favorecían muchísimo.
Finalmente me decidí y te los compré. Póntelos y se los enseñas a tus padres, hermanos y, en fin, a todo el mundo, a ver qué dicen.
Ah, y ojalá no te queden muy grandes, no sea que se te caigan cuando vayas caminando.
Para que te sean útiles y resulten más bonitos, me han aconsejado que los limpies muy a menudo.
Llévalos con cuidado y, sobre todo, no vayas a dejarlos por ahí y los pierdas, tú tienes la costumbre de quitártelos en cualquier parte.
En fin, para que te voy a decir más... Estoy deseando vértelos puestos, porque se que te van a quedar mucho mejor que los que le vi a tu hermana

miércoles, 30 de septiembre de 2020

Anécdota.

 Hace varios años andaba con mi gran amigo Carlos Güereca en el panteón de Gómez Palacio y le dije: "Aquí está enterrada una tía que no conocí, por si ves el apellido, me dices"

-Y cómo se llamaba tu tía?

-Híjole, no me acuerdo! pero tenía nombre de cerveza. Ambos comenzamos a mencionar marcas: Victoria? Sol? Modelo? (?) Corona? Y ni uno me "sonaba· al nombre de mi tía. Cuando regresamos me acordé y grité: -Elodia! (por aquello de "Vamos a echarnos unas helodias". (Al menos a nosotros nos causó risa)


XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Cómo inventó Tarzan su famoso grito.

 Cuando estaban recién conocidos Tarzan y Jane, Tarzan le enseñaba cómo sobrevivir en la jungla y le dijo:

-Cuando tú estar sola porque yo tener que ir a sacar el "chivo" para comer, si estar en peligro tú gritarme y yo venir a salvarte yo venir colgado de lianas y pasaré sobre de ti y tú coger liana y yo salvarte. Entender?

-Sí, ya te he visto cómo vuelas entre los árboles colgado de lianas, haré lo que me dices.

Bueno, Tarzan se fue a sacar el "chivo" para la comida y Jane bajó de su casa del árbol y se puso a cortar florecitas para decorar su estancia. En eso estaba, incluso tarareando una canción, cuando un león se le fue acercando sigilosamente, Jane presintió algo y levantó la mirada para toparse con la amenazante actitud del león, ni tarda ni perezosa, jane llamó a Tarzan: -¡TARZAN, TARZAN! -gritó- Éste la oyó y se dejó venir de árbol en árbol colgado de lianas, ve a Jane y le avisa: "¡Agarrarte de liana! y pasa sobre ella, Jane levanta los brazos y se agarra con fuerza y en eso Tarzan grita desesperado: -¡DE LA LIANA, PENDEJA, DE LA LIANA!.... (La pobre de Jane, con el miedo, simplemente se agarró de lo que pudo) y ahí surgió el famoso grito. (AJÚ, AJÚ AJÚAAAAA!!!).


-----------------------------------------------------------------------------------

sábado, 26 de septiembre de 2020

El Burro y el león.

 Iba el burro en la selva y se topó con un arroyo y había un tronco que servía como puente. El burro llega al puentecillo y tras él venía el león, el cual le dijo al burro:

Hey, hey, déjame pasar primero.

-Adió! -contesta el burro en forma retadora- Yo llegué primero.

-Sí, pero yo soy el rey de la selva -dijo el león en forma altanera, pero el burro le contesta:

-Rey? Y quién te eligió?

No necesito de elecciones, simplemente porque soy el mejor en todo; mira, te lo voy a demostrar, no necesito del puente.

El león se encarrera y brinca -Ves? 

-Na! Pos yo tamién -dijo el burro (No son errores de dedo, así hablan los burros) Tomó su distancia e corrió y  logró pasar -Ves? Yo tamién puedo.

-A ver, si puedes esto -dijo el león y se trepó a un árbol. El burro estudió el tronco y le dijo: -Mira, güey, "ai" te voy- y se abrazó del tronco y con dificultad, pero logró subirse. El león, molesto por aquello, le dijo:

-Soy el rey porque nadie hace el amor como yo -dijo altanero. El burro lo miró y esbozó una sonrisa de burla.

Adio? De veras?

-Te lo demuestro, si quieres. -El burro lo miró un momento y le contestó.

-Pos no te creo.

-Primero yo -dijo el león- así que quietecito.

El burro se quedo quieto y el león se colocó debidamente y ¡zúmbale! Se le trepó al burro, estaba el león en su apogeo y le dice al burro:

-A ver, burrito, dame un besito.

El burro giró la cabeza y le dio un beso y así hasta el final. Se separa el burro y le dijo:

-Ahora yo y nada de rajarse. El león se vio comprometido, miró a su alrededor para evitar mirones y se puso de "pose", el burro cumple con su labor con tremenda embestida. Al león casi se le salen los ojos, pero aguantó. El burro, cuando llega al apogeo, le dice:

A ver, leoncito, dame un besito.

El león 

temblaba y apenas logra contestarle:

-Si pudiera voltear te tragaba!..


-------------------------------------------------------------

martes, 22 de septiembre de 2020

Ni modo.

 Un par de amigos rancheros andaban trabajando y a uno de ellos le llegó la necesidad de desahogar una necesidad fisiológica (fíjense qué sutileza de vocabulario) y se va detrás de un mezquite, no se dio cuenta que había una víbora, el hombre se bajó el pantalón y se colocó en la posición adecuada y de pronto sintió la mordedura de la víbora en la mera punta de su asunto, salta asustado y le dice a su amigo:

-Pancho, corre y trae a don Chon el curandero, me "pico" una cascabel, no quiero agitarme y acelerar el efecto del veneno, por favor "corre por don Chon"!

El amigo corre y, afortunadamente, no estaba lejos el curandero y con voz de apuro le dice:

-Don Chon, venga, córrale, a Jacinto le "picó" una cascabel, órale, corra!

-Ay, Pancho, las "riumas" no me dejan correr, pero tú puedes atenderlo. Le haces una cortadita donde lo mordió y chúpsle y escupe, pa que le saques el veneno.

Pancho se le quedo viendo y le preguntó:

-¿No hay otro remedio?

-No! Anda córrele y haz lo que te dije.

Pancgo regresó corriendo y vio a su amigo acostado con un gesto de dolor y luego le miró el "asunto" donde lo mordió la víbora y viendo a su amigo le dijo con un tono voz consolador, incluso medio cantadito:

-Chinto... te vas a morir... (¿?)


-------------------------------------------------------------------------


lunes, 21 de septiembre de 2020

La fuerza de la fe.

 Iban unas monjitas en su vagonetita VW cuando el motor se detuvo.

-Ay, sor Toñita. qué pasa? -pregunta la superiora. Bajaron del vehìculo sin saber qué hacer. En eso pasó un hombre bueno y se compadeció.Se detuvo, bajó de su auto y fue cn ella.

-Qué les pasa hermanas?

-Ay, señor, pues no sabemos, simplemente se detuvo.

Voy a revisar a ver si encuentro el daño -fue hacia la VW y regresó sonriendo.

Se les acabó la gasolina.

-Pero... cómo? Sor Toñita, por qué no le puso gasolina.

-Es que creí que sor Tija le había puesto-

-Yo no, creí que ya lo había llenado usted -respondió. El hombre sonreía con simpatía y les dijo:

No hay problema, yo les doy gasolina, al menos para que lleguen a la próxima estación... pero no traigo recipiente. Traen ustedes alguna tina o bote?.

Las monitas se vieron entre sí y de pronto se le iluminó la cara a sor Bete .Ah, ya sé!-exclamó- usted trae su bacinica -dijo dirigiéndose a la superiora quien se puso roja de vergüenza, el hombre disimuló su risa y dijo:

-Muy bien! Solucionado el problema. Por favor, madre, présteme su... recipiente.

La superiora escondiendo su rostro con el velo, le dio su bacinica. El hombre traía una manguerita y pronto  llenó la nica y se dispuso a vaciarla en la vagonetita VW, pero la madre se interpuso.

-Ay, señor, déjenos a nosotras hacer esto, por favor.

-Bien -dijo el hombre.- Hasta luego. -Y se retiró. Las monjitas se pusieron cuidadosamente a echarle la gasolina de la bacinica a su vehículo, en eso pasó un trailero y vio la situación y comentó para sí mismo: 

-Esa es fe, no chingaderas!


-------------------------------------------------------------------